IT + NTIC

Origen: IT + NTIC

Anuncios

¿Se Puede Aprender A Vender De Otra Manera? El Arte de Vender es Una Ciencia

 

Diapositiva1

  • Nuestro objetivo es conocer cómo funciona el cerebro para aprender a vender con Inteligencia y Obtener Resultados Exitosos.
  •      Identificar cómo actúa el cerebro del Comprador y el cerebro del Vendedor.
  •   Cómo funciona el Cerebro Masculino y el Femenino.
  •  Conocer la Influencia de Nuestro Cerebro en la Toma de Decisiones con el Fin de Aumentar Nuestras Ventas.
  • Adquirir habilidades de Comunicación Verbal y No Verbal En La Venta
  • Desarrollar habilidades de Gestión Emocional Relevantes A la Hora de Realzar una Venta De Éxito
  • Adquirir Guiones de Venta
  • Conocer estrategias para activar “el pulsador de compra” en el Cliente
  • Conocer y Desarrollar Técnicas De Neuroventas para cerrar una venta.

¿A quién va Dirigido?

A empresarios, responsables de equipos comerciales, vendedores, estudiantes avanzados. Profesionales de la venta y a todas aquellas personas que quieran adquirir habilidades para una mayor efectividad en sus ventas a corto y largo plazo.

Programa

Módulo 1: ¿Qué Son Las Neuroventas

Módulo 2: Comunicación Verbal y No Verbal

Módulo 3: Técnicas de cierres de Ventas Desde las Neuroventas

Módulo 4 : Aprenda a  Vender Hoy En Un Mercado Cambiante Desde El Coaching

Módulo 5: Argumentarios De Ventas Desde Las Neuroventas 

Módulo 1. ¿Qué Son Las Neuroventas?

  • ¿Cómo funciona realmente el Cerebro?
  • ¿Qué son las neuroventas?
  • Puedo aprender a vender de otra forma
  • Guiones de ventas
  • Herramientas

Módulo 2. Comunicación Verbal y No Verbal

  • Comunicación. ¿Qué es eso?
  • ¿Cómo hablas y cómo escuchas?
  • La Asertividad
  • Estrategias para convertirse en un comunicador Estratégico
  • Comunicación No Verbal
  • Influencia del Entorno
  • Herramientas

Módulo 3. Técnicas De Cierres De Ventas Desde Las Neurociencias

  • El miedo en las ventas
  • Cómo superar el miedo al cierre de ventas.
  • Técnicas de neuroventas para los cierres.
  • Inteligencia emocional en las ventas
  • Desarrolla estrategias de Branding para las ventas.
  • Herramientas

Módulo 4. Aprenda A Vender Hoy En Un  Mercado Cambiante Desde El Coaching

  • Coaching para la gestión del talento
  • Gestión de la Incertidumbre
  • Toma de decisiones
  • Gestión de equipos

Módulo 5. Argumentarios De Ventas Desde Las Neuroventas

  • Preparación de argumentarios, ¿sirven siempre?
  • Trabajo de argumentarios personalizados
  • Role Playing para ventas.

CALENDARIO  

  • MENSUAL
  • Modalidad: Presencia Y on line.
  •  Horas Del Programa Formativo: 40Horas Presenciales
  • 8 Horas módulo. Lunes y Miércoles  (Quincenal) de 18h a 22h

Inversión Económica Para el  Programa Formativo

Curso completo 800 Euros

Existe la posibilidad de realizar módulos sueltos .

El precio por modulo son 190 euros.

CENTRO DE INFORMACIÓN  

VILAS TALENTUM CONSULTING

www.vilastalentumconsulting.com 

email: 

info@vilastalentumconsulting.com

baleares@coachvilasbusiness.com 

Teléfonos : 0034.609.46.44.59 

                    0034.646.31.55.68

http://etb-baleares.es/es/educacion/etb/opciones/53103.html

ETBESCUELA DE TURISMO BALEAR (FELIPE MORENO)

calle Sol, nº 3,07001 Palma

 

Subvencionable por la Fundación Tripartita

DESCARGAR PDF AQUÍ:

Curso Neuroventas Palma vf

¿Cómo te sientes al escuchar la palabra Incertidumbre?

Globo Incertidumbre

Quizá alguna parte de tu cuerpo, experimenta tensión, algo en ti se paraliza, es posible, incluso  que hayas dejado de respirar por unos segundos aunque no seas consciente de ello.

¿POR QUE NOS MATA LA INCERTIDUMBRE?

Incertidumbre significa falta de seguridad ,de conocimiento ,la sensación que nos genera algo de lo que no se tiene respuesta exacta o concreta, todo lo contrario a la certidumbre que significa conocimiento seguro.

Nuestro cerebro no se lleva muy bien con esta palabra, a pesar de que la incertidumbre está presente a diario en nuestra vida. ¿Acaso el futuro no es incierto?.

Es normal que nuestro cerebro, que está preparado para acercarse al placer y alejarse del dolor o al menos evitarlo, no se relacione bien con la incertidumbre.

La duda y la incertidumbre producen dolor, ansiedad, angustia.

Preferimos saber con exactitud una mala noticia que tener la incertidumbre de recibir una buena. ¿Has sentido esta sensación en alguna ocasión?.

Esto nos ocurre porque cuando disponemos de todo el conocimiento de una mala noticia, podemos adaptarnos mas fácilmente a ella.

A menudo llegan a mi despacho, personas angustiadas y con ansiedad. No les gusta la vida que llevan  a nivel laboral o personal, saben que han de cambiarla, sin embargo, eso supone afrontar una decisión que conlleva un grado de incertidumbre y ese miedo que les produce les paraliza para llevarla a cabo.

Por eso, permanecen en esa situación negativa que aunque no les gusta ya la conocen y la dominan.

No todas nuestras decisiones, y son muchas las que tomamos al día, tienen  un grado alto de certidumbre.

En muchas ocasiones, no sabemos que va a ocurrir , hay cambios, contratiempos que hacen que las cosas no salgan como esperábamos.

Sin embargo ,es cierto  que cuando estamos enfocados en lo que deseamos, nuestro estado de ánimo es positivo, estamos motivados y la situación depende de nosotros, tenemos alternativas si las cosas no salen como pensamos y podemos con cualquier contratiempo.

Por el contrario, cuando anímicamente estamos bajos, sin un enfoque claro de lo que queremos las mismas situaciones hacen que nos desanimemos y no podamos con ellas.

Nuestra vida está llena de incertidumbre y nuestra calidad de vida es directamente proporcional a la cantidad de incertidumbre que somos capaces de soportar.

 

¿Que ocurre cuando las personas ven la incertidumbre como una oportunidad para el cambio y no con miedo?.Entonces esta se convierte en una fuente de información y de crecimiento para  aquellos  que saben aliarse con ella, a la hora de tomar decisiones. Para estas personas, cada decisión es una oportunidad de cambio, crecimiento y aprendizaje salga o no como esperan.

La personas que tienen una baja tolerancia a la incertidumbre , necesitan tenerlo todo bajo control, se preocupan a menudo por que pasara. Buscan constantemente la aprobación de los demás en cada decisión que toman. No les gusta delegar, piensan que si ellos no hacen las cosas, habrá fallos imposibles de solucionar.

 

 

Identifica tu grado de tolerancia a la incertidumbre ,solo así, podrás  comenzar a modificar tu forma de pensar, tus comportamientos y actuaciones para ganar una mayor calidad de vida y vivir mas cerca de tu equilibrio  interior que de el miedo que produce la incertidumbre.

Un buen comienzo para vencerla es enfrentarte a ella, con situaciones que te provocan incertidumbre..Empieza por cosas pequeñas, reconoce que fortalezas y recursos tienes en esos casos y utilízalas si las cosas no salen como piensas.

Estas pequeñas cosas, te harán ir creciendo, aumentaran la confianza en ti e iras venciendo el miedo.

Cuantas mas  acciones  realices ,cuantas mas decisiones afrontes mas tolerancia alcanzaras a la incertidumbre y esta dejara de paralizarte para convertirse en una oportunidad que te aportara  herramientas valiosas como persona para gestionar futuras situaciones.

 

 “Esperar duele, olvidar duele, pero el peor de los sufrimientos es no saber que decisión tomar”.

                                                                             Paulo Coelho

 

Teresa Cifuentes

Responsable Castilla y León de Vilas Talentum COnsulting

 

 

¿Quieres Jugar con nosotros?. El Juego de Ariadna

¡¡¡Este juego no es para todo el mundo, sólo para unos elegidos!!!

¿Quieres jugar con nosotros, compartiendo tus intimidades, miedos, alegrías en un grupo selecto?.

Te ofrecemos la forma de hacerlo de modo on line o en presencial.( máximo 4 participantes por partida).

Se realizarán 4 partidas al mes con distintos integrantes y después el ganador de cada partida, una persona elegida, podrá jugar con los otros 3 participantes para conseguir ganar.

¡¡¡Este juego no es para todo el mundo!!!, vamos a elegir a unas pocas personas para que puedan desnudar el alma de los participantes en el juego y después se hará un concurso entre todas las personas que participen.

¿Y si el desarrollo del potencial humano fuera tan fácil como un juego?.

 

¿Y si pudieras aprender lo mejor de ti jugando?.

 

 

Esto ya es realidad, te ofrecemos la oportunidad de desarrollar todos tus talentos a través de un juego, un laberinto, que paso a paso te irá ayudando a la obtención de tus objetivos, ¿cómo?.

 

Es muy sencillo, a través del Juego de Ariadna.

 

Desde Vilas Talentum Consulting  te ofrecemos el juego estratégico que crearon desde Psicobegia , Natividad Alcalde y Javier Tejerina, precursores del Coaching en España.

 

El crecimiento personal, ya no tiene que ser costoso, sino divertido y ameno. Aprenderás sobre ti, todo lo que hasta ahora eras incapaz de ver.

 

¿Quieres ser nuetro compañero de juego?

http://www.iicoaching.com/web2/juego_explicacion.htm

 

Si quieres inscribirte, escríbenos a info@vilastalentumconsulting.com

 

 

¿Te perdonas a ti mismo?

images

Decía Calderón de la Barca que “Vencer y perdonar, es vencer dos veces”. Perdón … que palabra complicada, ¿no? Perdonar es una de las cosas que más nos cuesta hacer a los seres humanos.

Nos encontramos, con más frecuencia de la que pueda parecer, en sesiones con clientes, con situaciones en las que no han sido capaces de perdonar a otros, lo que consideran ser ofensas imperdonables, incluso en algunas ocasiones, reconociendo que no es para tanto, y, aun así, se ven incapaces de perdonar. Y clientes que no son capaces de perdonarse a sí mismos.

¿Por qué nos cuesta tanto perdonar? Y, sobre todo, ¿por qué nos cuesta tanto perdonarnos a nosotros mismos?

Perdonar implica soltar, dejar ir, cerrar un ciclo y, en muchas ocasiones, de manera inconsciente, es eso realmente lo que no queremos que ocurra. El primer paso para poder pasar página, es querer hacerlo, el segundo, es enfrentar aquello que nos duele y, el ser humano se mueve por dos reglas básicas, evitar el dolor y buscar el placer a corto plazo, por ello nos resulta tan difícil enfrentar el dolor.

No perdonar supone arrastrar, cargar peso durante largos períodos de tiempo, que, queramos o no, van haciendo mella en nosotros, llenándonos de resentimiento y rencor. Hay ocasiones incluso, en las que buscamos venganza, sin darnos cuenta que lo que realmente estamos haciendo es tener una pérdida de energía emocional y de tiempo, que difícilmente vamos a recuperar.

Perdonar, no quiere decir que estemos dando la razón a quien nos hirió, voluntaria o involuntariamente, o que necesariamente recuperemos la relación que teníamos con esa persona, es simplemente, tomar la decisión de no querer seguir llevando una losa de resentimiento encima, que nos dificulte el camino.

Muchas veces no perdonamos, porque no somos capaces de entender por qué nos lastimaron, ¿cómo me pudo hacer eso a mí?, más de una vez nos hemos hecho esa pregunta, seguro. A veces, aunque cueste aceptarlo, hay que asumir que la vida no es justa, y que las cosas suceden y, a nosotros… ¡pues también! No siempre encontraremos una respuesta que nos satisfaga y eso generará más impotencia y rabia, realmente innecesarias.

Lo mismo ocurre cuando  nos perdemos a nosotros mismos, resulta complicado mirarnos al espejo y reconocer que nos hemos equivocado, que hemos hecho daño a alguien, pero el hecho de evitar hacerlo, no hará que desaparezca, al contrario, irá aumentando el grado de culpabilidad y lo que es peor, la falta de confianza en nosotros.

Explicamos siempre, tanto a nuestros clientes, como a nuestros alumnos de posgrado, la importancia de modificar nuestro vocabulario, culpabilidad es una palabra reactiva, no nos ayuda a avanzar, nos estamos conformando, sin embargo, si la sustituimos por responsabilidad, la estamos llevando hacia la proactividad, la acción, hacer algo.

Por supuesto, tenemos que hacernos responsables de nuestros actos, pero ya no por más tiempo culpables, enfrentar lo que hicimos, actuar en consecuencia y dejarlo ir, perdonarnos.

La buena noticia está en que el 10% son las cosas que nos suceden en la vida, el 90% restante, es lo que decidimos hacer con eso que nos pasa. Recuperar la confianza y tranquilidad en nuestras vidas, depende entonces, de nosotros mismos.

Yo, elijo enfrentar, perdonar y vencer … ¿qué decides tú?.

Thais Andreu

Responsable Baleares Vilas Talentum Consulting

 

 

 

 

 

¿Qué llevo en mi maleta?

imagesMe despierto a las 4,30h de la mañana, hoy me toca volar y aunque lo hago casi de forma semanal, sigue incomodándome tener que hacer la maleta.

He adquirido un método que me funciona muy bien y es no meter ropa “por si acaso”, sino que elijo los modelos que llevaré cada día según a donde me toque volar.

Aquí en la Selva Negra alemana, casi colindante con Suiza, las mañanas suelen ser muy frías, la mayor época del año, por eso he aprendido a tener como mi mejor amiga, una APP climatológica, para saber la temperatura que hará durante todo el día en el lugar al que vaya, porque pareciera que, con el cambio climático, ya no hay forma de hacer la dichosa maleta.

¡Vale, comenzamos!, elijo los colores que me pondré y el modelo según el evento y mi estado de ánimo. He de reconocer que mi guardarropa es un verdadero cataclismo y tengo mucho de todo y después cuando tengo que elegir nunca sé que ponerme, sobre todo desde que llegué a Alemania y las Salchichas y el chocolate Suizo, sobre todo,  me han hecho coger unos kilitos de más.

¿Alguien tiene la sensación que está más hinchada en algunos lugares geográficos que en otros?. A mí me pasa esto, así que he tenido que optar por probarme algunas de las cosas que tengo duda si me entrarán en otro lugar,(¡dentro de mi cuerpo!). Mi dietista dice que es debido al cambio de presión y a la retención de líquidos y yo añado: “y al chocolate suizo!

De esto último ya estoy muy harta, pues incomoda mucho no saber si esos vaqueros que te gustan tanto te van a estallar al ponértelos o vas a estar divina de la muerte.

¡Horror!!!, me miro al espejo y veo lo mucho que me ha cambiado el cuerpo desde que cumplí los cuarenta. ¡!¡Estrógenos no me abandonéis ¡!, pero ¿qué le está pasando a mi cara que tiene esas arrugitas en el entrecejo?, ¡como si con el bello que sale no fuera suficiente!, ¡sosiego no me abandones!.

Son las 5,30h de la mañana y tras mi súper desayuno y mis minutos de meditación comienzo a hablar con las polillas que están en mi armario y parecen comerse una talla de mi ropero cada temporada. Decido que me desharé de gran parte de esta ropa que lleva conmigo años, pero que espera vehemente a ser utilizada alguna vez “por si me vuelve a entrar” y vuelve a pasar por mi cabecita la idea del mercadillo de ropa “cara” y zapatos de marca que ya no me pongo porque me duelen hasta los gemelos cuando me los pongo.

Y ya son las 6h, ¡corre estúpida! (me digo a mi misma, sin hacer caso al 100% de mis manuales en los que repito que no hay que hablarse mal a una misma): ¡ordena la maleta!.

Conseguí hace unos años estas maletas de tamaño mediano que tienen cremalleras separadoras internas para separar y cerrar lo que se va a llevar y vi el cielo ganado para que no se mezclaran las cremas con las blusas.

Elijo el lado donde irá la ropa, colores base como negro, azul marino y blanco no pueden faltar, (¿el negro adelgaza???). Dicen los expertos que ante un público al dar una conferencia debemos de vestir de colores oscuros, negro o azul marino, para no distraer al público y me pregunto porque “La Merkel” esta semana en Roma, iba vestida de crudo ENTERA, ¿para no distraer al público?.

Tampoco puede faltar, mi americana negra con mangas de cuero, que tanto se lleva ahora y un vestido negro de corte clásico, para esa conferencia en la que no sabemos qué tipo de clientes irán. ¡Ah!, blusa blanca y otra negra….¡imprescindible!. Un pantalón negro o dos (dependiendo de los días) y siempre, siempre, mis collares de perlas Majóricas blancas y ese collar de perlas tan espectacular que compré en el aeropuerto de Distrito Federal de México cuando fui a dar mi última conferencia.

No puede faltar de ninguna forma, pañuelos para el cuello, echarpes y foulares.

Si he elegido ropa neutra, me permitiré que tengan dibujos geométricos o flores, de lo contrario, serán totalmente lisos, o ambas cosas.

Y como toque final 2/3 pares de buenos zapatos de tacón y unas bailarinas para cuando ya no soporte más la sangre acumulada en mis plantas de los pies, que cada vez me ocurre en menos horas, ¡ya me lo decía mi madre!: ¡aprovecha ahora, después con mi edad no podrás!…. y una vez más tenía razón…¡mierda!.

Los zapatos y collares van en el otro compartimento, junto con los neceseres, de maquillajes, separados siempre de los de shampoo, gel…. y ¡cómo no!, botiquín de emergencia medicinal!, para todos los dolores posibles.

En el lado de la ropa utilizo los pañuelos para tapar toda la ropa, a modo de manta extendida.

¿Y qué llevo en el neceser?, mis cremas rescates de Clarins anti-edad, efecto flash, que ¿alguien podría decirme si tanto potingue carísimo sirve para algo?. Me convenzo de que sí,  ¡no es un gasto, es un inversión!, me repito a mí misma, a mis casi 45 años no ha entrado un bisturí todavía en mi cuerpo, aunque ya tengo guardada una buena lista de cirujanos en mi agenda, por si las moscas.

¡Ostras, la faja para el vestido!, que, aunque de invisible y resistente no tiene nada, sigo llevándolas para esos eventos especiales como si de un bisturí se tratara.

Hoy toca Seminario para mujeres, ¿cómo narices se me va a olvidar la faja?. Si fuera para hombres sería el corsé pero para mujeres, digámoslo, “detallistas observadoras”, la faja.

Y ya está, cierro la maleta poniéndome encima y ¡Cha channnn! 21,5 kg, ¡menos mal que es un vuelo internacional!.

¡Ahora ya estoy lista para empezar a correr por el aeropuerto de Zurich!, repitiéndome: ¡la semana que viene vendré antes!. El sábado toca Curso Universitario de Empowermet femenino en Valladolid y el martes el Palma de Mallorca y ya en el avión sentada recordé que había olvidado meter otros pendientes y pienso….¡me los compraré en el aeropuerto de Madrid!, gracias a Dios la faja seguro que la llevo.

Beatriz Vilas

Bco Vilas Talentum Consulting