¿Te Limitan Tus Creencias?

creencias

¿Te gustaría conseguir un sueño, sin embargo, tus creencias sobre tu incapacidad para alcanzarlo son incuestionables? ¿En tus pensamientos aparecen frases en las que te dices, no soy capaz de hacer esto, no podré conseguirlo y los das por verdaderos aunque no las hayas contrastado?

Perfecto, si es así, bienvenida/o al mundo de tus creencias limitantes.

¿Sabes qué es una creencia? Bien, te lo voy a explicar para que puedas identificar las tuyas y, de este modo, comiences a  cambiarlas para que seas más feliz.

Las creencias son pensamientos e ideas que consideramos verdaderos, damos  autentica fe de que son ciertas a pesar de que  en la mayoría de los casos existe ausencia de análisis y argumentos de validez sobre ellas.

Actúan como verdades incuestionables para quien las posee. Están muy arraigadas en nuestra forma de pensar y acostumbran a ser inconscientes.

¿Sabes cómo se forman y cuál es su función?

Se forman en base a nuestras experiencias adquiridas,  entorno social, educación recibida, sin embargo,  te diré que su  función  NO es coincidir necesariamente con la realidad, sino con la realidad que tú has construido.

Tienen un gran poder, el condicionamiento .Pueden  ayudarte a avanzar y crecer en la consecución de aquellos objetivos que te propongas o pueden limitarte y bloquearte, provocando que abandones o incluso que no llegues a comenzar la realización de un proyecto que deseas.

No son ni verdaderas ni falsas, son potenciadoras o limitantes.

Las creencias potenciadoras son aquellas  que nos  invitan a sentirnos seguros a la hora de seguir avanzando  y creciendo  en la búsqueda de nuestra mejor versión, tanto a nivel personal como profesional.

Las  creencias  limitantes  son aquellos pensamientos negativos y, en muchas ocasiones inciertos, que nos impiden crecer, desarrollarnos como personas y conseguir muchos de nuestros sueños.

Sueños, que en muchas ocasiones ni tan siquiera comenzamos a construir a causa de esas creencias, que resuenan en nuestra cabeza y que suelen ir relacionadas con nuestra capacidad de hacer y merecer aquello que deseamos.

Te pondré un ejemplo: Imagina  unos padres que le dicen a su hijo de temprana edad   constantemente que no sirve para nada, que no es bueno en alguna materia o deporte, ¿cómo crees que crecerá ese niño?

Lo más seguro es que crecerá pensando que realmente no sirve, tendrá miedo, inseguridad, su autoestima será baja e incluso pensará que para que va a esforzarse si no lo va a conseguir.

Sin  embargo, si a este niño le refuerzas, utilizas un lenguaje positivo, le motivas, le ayudas, ¿Crees que su forma de actuar  y su autoestima serán diferente?

Los padres formamos un papel muy importante en la educación de nuestros hijos, ya que muchas de nuestras creencias se forman en la infancia y provienen de lo que nos han trasmitido las personas  que han sido muy importantes para nosotros.

Por ello, te invito a que  estés muy atento al lenguaje que utilizas con ellos, tus miedos y tus creencias.

Ahora que ya sabes qué son y cómo se forman, te diré cual es el primer paso para cambiarlas.

Identifícalas, para ello, obsérvate como te hablas.

Si tus frases son del tipo: Nunca consigo lo que quiero. Los demás son mejores que yo. La gente es más feliz que yo. No puedes fiarte de nadie.

Tengo que pensar más en los demás que en mí,  aun que esto me perjudique. No puedo cometer errores. Tengo que agradar a todo el mundo….

¿Te has identificado con alguna ?Si has contestado que si, entonces te diré que te estás limitando.

Ahora piensa ¿Como ha llegado ese  pensamiento a tu cabeza?, ¿por qué crees que eso es así?

¿Lo piensas tú o te lo dijeron otras personas? ,si es así ¿qué dominio  tienen ellas para hacerte creer eso?,¿ es cierto porque ellas lo digan? ¿Podrías cuestionarlo y cambiarlo por una creencia  potenciadora, que sí te ayude a avanzar? ¿Qué pasará si continúas manteniendo esta creencia limitante?¿Qué es lo mejor que te puede ocurrir si te atreves a probar tu nueva creencia potenciadora?.¿Y lo peor?

Una vez tengas tu creencia potenciadora  PRACTÍCALA, de esta manera, podrás interiorizarla. Recuerda que es un aprendizaje y esto requiere dedicación, constancia, autoconfianza e ilusión.

Atrévete a poner a prueba tus creencias respecto a ti mismo y respecto a los demás.

Si se te resiste alguna o no consigues la, no dudes en pedir ayuda, como profesionales utilizamos numerosas  técnicas de cambios de creencias con resultados fantásticos.

Recuerda lo que dijo Henry Fonda “si crees que puedes, estás en lo cierto y si crees que no puedes, también”.

Teresa Cifuentes

Responsable Castilla y Cataluña

 

Anuncios

Categorías:Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s