¡Lo que yo quiero, es ser feliz!

¿Cuántas veces hemos oído esto? o incluso nosotros mismos, lo hemos dicho alguna vez.

boy-477013_960_720.jpg

Nos encontramos en muchas ocasiones, en nuestro despacho, con clientes que vienen en busca de lo que denominan “Felicidad”, sin embargo, ¿vienen todos ellos buscando lo mismo? ¿Existe la misma fórmula para todos?

Una de las definiciones que les damos, tanto a nuestros clientes como a nuestros alumnos de Coaching, sobre lo que es un Coach, es que es una persona que acompaña a otra, en el camino del desarrollo de su potencial humano, para la obtención de los objetivos que se marca en la vida, con el fin de llegar a ser más feliz tanto en su faceta personal como profesional.

La Felicidad, en una primera acepción según la RAE, es un  “Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. Enmendándola, en una definición posterior, como: “Estado de grata satisfacción espiritual y física”

Podemos intuir entonces, al tratarse de un “estado de ánimo”, que no, que la felicidad no va a ser igual para todos. De hecho, si preguntamos a gente distinta, sobre qué es para ellos la felicidad, probablemente nos encontremos con diferentes concepciones.

Todo va a depender del mapa mental de cada uno, que es la manera en cada uno tenemos de entender el mundo, de las circunstancias de cada uno, de los valores que tengamos,  de si tenemos objetivos claros marcados en nuestra vida, de si los conseguimos o no y en caso de no hacerlo, conocer el motivo y, lo que es más importante, la actitud que tengamos cada uno ante la vida.

Retomando entonces las primeras líneas, lo que podemos hacer, en primer lugar, es tener clara nuestra  propia definición de felicidad, ya que será en ella, donde encontraremos nuestras carencias, nuestras metas y objetivos y la manera de enfrentarnos a ello.

¿Tenemos los Coaches la varita mágica de la Felicidad? No, ¡en absoluto!

Lo que sí tenemos son las herramientas adecuadas para que cada uno, en su propio desarrollo, pueda  definir qué es aquello a lo que llama felicidad , hallar qué puede hacerle feliz y cómo conseguirlo.

Por supuesto, no siempre todo depende de nosotros, ni siempre la vida es justa, con lo que en ocasiones, tratar de ser feliz, puede hallarse en aceptar, de la mejor manera posible, aquello que no podemos cambiar.

Hace poco, alguien a quien quiero y, que no está pasando por el mejor momento, me dijo: “parto de la base de que la vida no es justa y, cuanto antes lo acepte, antes podré volver a ser feliz”.  Entonces entendí, que en ese momento de su vida, si le hubiera preguntado qué era felicidad, la respuesta hubiera sido: aceptar que las cosas han sucedido así y no buscar un por qué.

La buena noticia es que en el 90% de los casos si depende de nosotros, somos nosotros quienes elegimos qué nos hace feliz, debemos buscar los objetivos y actitudes adecuadas que nos acerquen a ese estado de ánimo al que llamamos FELICIDAD.

Y a ti, ¿qué te hace feliz?.

Thais Andreu

Responsable Vilas Talentum Baleares

Anuncios

Categorías:Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s